La Muchacha, aromas de folklore y tradición oral en la nueva canción colombiana

En este programa número 150 de La Alegre Corchea Libertaria, os traemos la música de Laura Isabel Ramírez Ocampo, conocida como La Muchacha, cantautora, artista plástica e ilustradora oriunda de Manizales y una de las voces más prominentes de una nueva ola de cantatoras y cantautores colombianos.

Este programa es una colaboración de Virginia Noelí Barré para Radio Alegría Libertaria, y aprovechamos para comentar que puedes tú también enviarnos un programa. Escríbenos a ilusionismosocial@gmail.com y te contamos cómo hacerlo.

Laura Isabel Ramírez Ocampo es La Muchacha, una cantautora, artista plástica e ilustradora oriunda de Manizales, ciudad capital del departamento de Caldas, Colombia. Sus inicios se remontan al año 2012 cuando entró a La Pata Records, la banda de reggae de mayor trayectoria en Manizales que mezcla el reggae con fusión de ritmos colombianos.

Laura Isabel Ramírez Ocampo, La Muchacha

Después de su paso por la agrupación, Isabel comenzó a tocar en distintos bares, cafés, cantinas y otros espacios, incursionando en la música con una fuerte influencia del rap, al mismo tiempo en que comienza con la gráfica independiente, participando en diferentes eventos, muestras y exposiciones en donde presentaba su propuesta artística. Ese encuentro entre la música y la ilustración la acompañará como parte de su imagen como cantautora hasta la actualidad.

Conocida en el ambiente musical como La Muchacha, nombre que eligió como resignificación opuesta a una palabra «agresiva y despectiva que se usa para referirse a la joven de casa, poco sabia y sumisa» , Isabel, «la muchacha llena de sabiduría y sin pelos en la lengua», pronto se ha convertido en una de las voces más relevantes de la nueva ola de cantautorxs colombianxs que canta, compone e interpreta su propia música explorando los ritmos folclóricos colombianos y la tradición oral de su territorio.

La Muchacha

En Periodismo Callejero y Cultura Alternativa, entrevistada por Nicolás Gómez Ospina, Isabel cuenta que «es la hija menor del matrimonio entre Lucena y Victor Hugo. Creció en el barrio Fátima, en Manizales, en donde tuvo la oportunidad de jugar en la calle, de rasparse y de comer ese arroz con leche “tan maluco” que preparaban en las comitivas con sus amigos del barrio. Viendo a su tía Olga dibujar, empezó a acercarse a un mundo que le permitía salirse del cajón que suponía escribir por las palabras y liberar la imaginación que siempre se vio alimentada por los constantes regalos de marcadores, colores y libretas por parte de amigos y familiares. En algún momento pensó que el camino era ese y estudió artes en la Universidad de Caldas hasta que decidió dedicarse completamente a componer música».

La música que canta y compone Isabel conjuga la sencillez y la sutileza, mezclada en contundentes letras que «cantan a la tierra, a las malas rabias, a los días grises, a la tristeza que nos aborda en el transporte público, a las chuchas (zarigüeyas) y otros registros temáticos que invitan a repensar el territorio en situaciones que van de lo más estructural hasta lo más cotidiano» (RevistaArcadia.com).

Su cancionero se enraiza a una genealogía abierta de cantoras latinoamericanas como Violeta Parra, Petrona Martínez, Totó la Momposina, Mercedes Sosa, Soledad Bravo y su propia madre, Lucena, inspiración primera que la animó a incursionar por el camino de la música desde pequeña.

La Muchacha le canta a la vida misma, al entorno natural y a la gente. Su concepto musical lo aborda a través de la vida en todas sus perspectivas, desde lo más oscuro hasta lo más coloquial y tranquilo.

«Tengo una tendencia a ser reclamona con respecto a muchas condiciones políticas, sociales y humanas, pero esto no quiere decir que deje de lado otras cosas. Siento que todo tiene para mí un balance, un asunto muy importante y que todo está muy dispuesto para crear».

La Muchacha, en entrevista realizada por Jonny Calvato para Alternativa

La ilustración y la música son dos caminos que componen a la Muchacha y que se complementan entre sí. «Hoy en día, Isabel sigue dibujando, pero ya sin preocuparse por la trascendencia de los dibujos de sus libretas; ahora empieza con una línea o un punto para ver cómo se desarrolla esa creatividad. En esas bitácoras conviven a la par dibujos y textos que después se transforman en canción», nos cuenta Nicolás Gómez Ospina en su entrevista. «Isabel ha tomado su guitarra y mochila para andar por Colombia repartiendo sus canciones e ilustraciones».

En la actualidad, Isabel se ha unido junto a la cantautora nariñense Briela Ojeda en un proyecto musical conjunto. Ellas se conocieron en Manizales y, desde un primer momento, «la algarabía y la cantiga han marcado su amistad». Con este dueto que decidieron llamar Las Mijas (un apelativo amoroso hacia la pareja y la hija en Colombia, y también un sinónimo de las palabras amor o cariño) abren un espacio donde el juego, los tabúes, las risas y la teatralidad se exploran de nuevas maneras.

«Las Mijas estallan en jocosidad, jovialidad y lúdica, que se permean de los rincones del habitar femenino para crear».

La Mijas en entrevista para Radio Gladys Palmera

Tras la presentación, os traemos una selección de Vir de sus sencillos, canciones en colaboración y álbumes. Estos son los temas que podréis escuchar tras la presentación:

01.- La garganta de mi madre (POLEN, 2018)
02.- La serpiente (POLEN, 2018)
03.- Canto Páramo (POLEN, 2018)
04.- Vengo (POLEN, 2018)
05.- La Mala rabia (POLEN, 2018)
06.- Pal’ Monte (POLEN, 2018)
07.- El alimento (sencillo grabado entre 2018-2019)
08.- Papa criolla y yerbabuena (2018)
09.- Los Ríos (primer sencillo del albúm Canciones Crudas, grabado en 2019)
10.- Las Hierbas (JUNTURA, EP en colaboración con Santiago Navas, 2020)
11.- La Sentada (Más Canciones Crudas, 2020)
12.- Que me devuelvan la tierra (Canciones crudas, 2020)
13.- La cara (Canciones crudas, 2020)
14.- Arrullito (Más Canciones Crudas, 2021)
15.- Pueblito (Más Canciones Crudas, 2021)
16.- Nómada (Lado B) La Banda del Bisonte (grupo musical de Medellín conformado por los hermanos Daniel y Jerónimo Betancur, Miguel Espitaleta, Simón Rodríguez y Otto Díaz) y La Muchacha, 2021.

CRÉDITOS

Sintonía: Birds of Fire – Mahavishnu Orchestra

FUENTES

https://cartelurbano.com/creadorescriollos/me-gustaria-que-me-cuestionaran-el-lugar-desde-el-que-hablo-la-muchacha
https://gladyspalmera.com/actualidad/las-mijas-la-muchacha-briela-ojeda/
https://alternativa.com.co/2020/05/15/la-muchacha-un-grito-que-se-hace-poema/
https://www.eltiempo.com/cultura/musica-y-libros/la-muchacha-habla-sobre-su-musica-y-su-nuevo-album-581664

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

Viajeros, vagabundeando entre culturas



En este programa número 37 de La Alegre Corchea Libertaria, vamos a escuchar al trío colombiano VIAJEROS.


Viajeros es un proyecto musical de la Ciudad de Medellín,  que con influencias de jazz,explora las músicas latinoamericanas y del caribe. Este es un viaje caprichoso por emociones, atmósferas, lugares y sonidos que despiertan el deseo por conocer y encontrarse con otras culturas, para hallar en ellas nuestras mismas historias y deseos.

Violonchelo y voz: Jessica Palacio
Guitarra y voz: Juan Camilo Orozco
Percusión: Camilo Castaño

Estas son las canciones que escuchamos tras la presentación:
1.- La maza
Hacemos homenaje al prolífero cantautor, guitarrista y poeta cubano Silvio Rodríguez.
Para muchos representa simplemente la cara intelectual de la Revolución Cubana pero sabemos que sus canciones han trascendido su contexto y han tocado el alma de varias generaciones.
Viajeros recuerda «La Maza» Referente de la Canción Social Latinoamericana, del álbum Unicornio de 1982.
El mismo Silvio cuenta que esta canción está en una especie de ritmo de Chacarera (Argentina), aunque nuestra versión es mas cercana al ritmo de Marinera (Perú).
Por mucho tiempo el significado de está canción fue un misterio, pero gracias a palabras de el compositor entendemos que La maza es un compromiso por lo importante, una invitación a no dejarse seducir por lo artificial y superficial que suele acompañar a algunas manifestaciones escénicas, a ver el artista como un constructor, como un trabajador, como una herramienta.
«El arte como instrumento para revolucionar lo estático en la mente humana»
«Sí no hubiera cantera ¿para qué serviría la maza?»

2.- Mi viejo Mar
Música por Amedeo Nicoletti
Letras  por  Belinda Riquelme
Belinda y Amadeo son un matrimonio afincado en Suecia y esta es su canción más versionada, ella es cubana y el italiano.
Es una canción a Cuba y a la añoranza de la juventud perdida

3.- Cardo o Ceniza
Letra y música por Chabuca Granda
Cardo o Ceniza es una canción en ritmo de Landó/Alcatraz (bailes afroperuanos). Tema polémico para la sociedad Latinoamericana de aquella época (años 80) por su contenido erótico.

Nos cuenta Manuel Medina que

Violeta del Carmen Parra Sandoval o simplemente Violeta Parra, nacida en 1917 al sur de Chile, fue un exponente de la música, la pintura, los telares y la poesía latinoamericana. De origen humilde, y miembro de una familia de artistas, Violeta dedicó su vida a la difusión del arte en conciertos en el exterior dando a conocer el folclor chileno,

Violeta Parra vivió dos desamores, el primero de Luis Cereceda que la dejó porque al parecer el comportamiento de Violeta, demasiado inquieto para la época no se ajustaba a los cánones tradicionales, marcados esa tradición católica heredada de los españoles.

Dicen, y como cuenta Chabuca Granda, que cuando Violeta murió de un tiro en la cabeza, su guitarra se partió. Violeta, se había suicidado por un segundo desamor. El suizo Gilbert Favré había abandonado a Violeta, y ésta al buscarlo lo encontró casado, viviendo en La Paz.

María Isabel Granda Larco o simplemente Chabuca Granda como la recuerdan con cariño, nació en la Cotabambas, Perú, en 1920, y forjó una carrera musical que al día de hoy perdura como recuerdo de aquella Lima señorial, estudió en un exclusivo colegio de San Isidro, en Lima y dedicó toda su vida a las artes. Es precisamente en esta época cuando, sacude a aquella sociedad conservadora con su divorcio, algo no muy bien visto por la sociedad de aquellos tiempos. Sin embargo, no puedo imaginar el alboroto aún mayor que debió ocasionar una de sus más conocidas canciones…

Esta canción, marca el punto en el que la vida musical de Violeta y Chabuca se cruzan. Pues Chabuca la escribió inspirada en el desamor y suicidio de Violeta, y seguramente inspirada también en la experiencia de su propio divorcio. Solo me imagino como esta canción revolucionó a la Latinoamérica de aquella época por su disimulado (¿o evidente?) contenido erótico.

4.- Huellas en la Arena
Música por Viajeros
Letra basada en el poema «Andando» de Juan Ramón Jiménez

Este poema lo hizo en 1910 y trata el disfrute de la vida, y poder saborear cada momento (cada paso que se da). Se refiere al tránsito de cada día, representado en cada paso, es un canto de vida que se disfruta a pesar de no olvidar a la muerte. En Andalucía vida y muerte no se separan.

5.-De qué callada manera
Letra: Nicolás Guillén
Cover de la version del album AMOR, Haydée Milanés a dúo con Pablo Milanés (2017)

Así me despido con esta celebración de la primavera, mediada por el amor y por la fuerza de que todo es posible, aun cuando nos creamos en las puertas de la muerte… ¡Hasta pronto!

Aquí tenéis su canal de Youtube:
https://www.youtube.com/channel/UC8u0CGQUlayxTObWQ99w-IA/featured

CRÉDITOS

Sintonía: Birds of Fire – Mahavishnu Orchestra
Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.
Fuente: http://desdeeltropico.blogspot.com/2011/01/cardo-o-ceniza-dos-mujeres-que.html