Tangos libertarios del Quinteto Negro La Boca QNLB

En este programa número 85 de La Alegre Corchea Libertaria, os contamos un poco sobre el Quinteto Negro La Boca (QNLB), agrupación musical tanguera surgida en el barrio de La Boca (Buenos Aires) a mediados del año 2008.

Además de ser uno de los referentes del tango actual, ha ido fluyendo hacia un proceso de experimentación para abrirlo hacia otros estilos y también otros lugares e imaginarios. Además de ser una agrupación musical, es una colectiva cultural que impulsa una escuela y varios festivales de tango, así como la edición de sus propios discos y DVD.

Actualmente el quinteto lo componen: Pablo Bernaba (dirección y bandoneón); Martín Quintana (saxo y flauta); Gastón Ezequiel Ruiz (guitarra); Oscar Pittana (contrabajo y bajo eléctrico); Guillermo Borghi (piano y teclados); Hernán Fernández – Brisa Videla y Pablo Platini (cantores); y Gustavo Arch, en la coproducción musical. Aunque el grupo ha ido cambiando en su composición, precisamente por su carácter colectivo.

La música que vamos a escuchar tras la presentación es su tercer disco titulado “Tangos libertarios” (2015). es una obra conceptual de once temas originales (la mayoría compuestos por el escritor e historiador Osvaldo Bayer y el bandoneonista y director del quinteto, Pablo Bernaba) que giran alrededor de la historia del anarquismo.

“Tangos libertarios” nació a partir de una milonga en homenaje al militante anarquista Severino Di Giovanni, con música de los citados Bernaba y Bayer. El proyecto creció y se transformó en este álbum de once canciones y un texto introductorio, que explora el anarquismo en Argentina, los albores del movimiento obrero nacional y sus figuras más prominentes.

Como cuenta Guillermo Quiroga en «La señal medios», es «un disco indispensable que, además de permitirnos disfrutar de la madurez instrumental y poética del Quinteto Negro La Boca, reafirma que el tango es una posibilidad infinita y que, si buscamos con paciencia y salimos del circuito comercial y for export, encontraremos esas joyas que están esperando ser halladas. Además, este disco confirma que no hace falta hablar de temas nuevos para sonar “moderno”, que el tango puede expresarnos a los argentinos de hoy, aun contando historias ocurridas hace cien años».

«Este disco es, entre muchas otras cosas, la manifestación cabal de que el tango está más vivo que nunca. Es una obra conceptual, que nos habla de las luchas obreras, del anarquismo y de los héroes y mártires de aquellas primeras décadas del siglo XX, décadas que también coincidieron con el nacimiento del tango canción. Osvaldo Bayer (conocedor como nadie de esa historia nuestra silenciada durante tantos años) y Pablo Bernaba y su quinteto, rescatan del olvido a los fusilados de la Patagonia trágica, a Severino Di Giovanni, a las putas de San Julián (que dignamente se negaron a mantener relaciones con los milicos asesinos), a Simón Radowitzky, a América Scarfó (la joven amante de Severino y hermana de Paulino Scarfó, también fusilado por anarquista), al gaucho Facón Grande y a tantos otros que lucharon por un mundo mejor».

«Tangos Libertarios funciona como una ópera anarquista. Con letras de Osvaldo Bayer y música del QNLB, este trabajo recorre muchas luchas y vidas de luchadores sociales libertarios (previos a la década del 40) y si bien se asienta principalmente sobre el tango, también atraviesa otros géneros como la murga, la música contemporánea, el rock y el rap. Además de contar con la pluma de Osvaldo Bayer, Tangos Libertarios cuenta con la participación de numerosos músicos y cantantes como Rubén Lobo, Pablo Agri, Agustín Guerrero, Malena D´Alessio (exactitud Maria Marta), la murga uruguaya “Falta y Resto” y la participación especial del Dibujante “Rep” en el arte de tapa».

Participan en este disco las personas integrantes de QNBL en aquel momento (Pablo Bernaba, dirección y primer bandoneón; Oscar Yemha, segundo bandoneón; Santiago Cursach, guitarra; Oscar Pittana, contrabajo; y Mariano Barreiro, piano), además de Osvaldo Bayer, cuya voz se escucha en el primer tema, donde interpreta un texto de su autoría, y otras personas invitadas: Murga Falta y Resto, Rubén Lobo Malena D’Alessio (ex Actitud María Marta), Pablo Agri, Gustavo Arch, Agustín Guerrero, Limón García, Victoria Di Raimondo, Natalí Di Vincenzo, Lucas Furno, Dema, Orquesta Típica Pedro Laurenz, Tangópolis, Andrés Vázquez, Cholo Castelo, Rodrigo Perelsztein, Hernán Fernández, Federico Arceno, Silvio Yapura, Andrés Heyn y Lucas Pereira.

Estas son las canciones del disco, que podemos escuchar en este programa tras la presentación, con una pequeña reseña de cada historia hecha música, tomada de la web del QNLB y algún aderezo nuestro:

01 Tango y anarquía

Texto escrito e interpretado por Osvaldo Bayer

Música para los ideales, Igualdad en Libertad.
Cantar a la madre pobre del barrio, al niño con hambre, al obrero preso.
El canto y el baile como protesta, la palabra, la música, la poesía para cantar el derecho al trabajo.
Al amor a la familia, a la compañera de vida, y a los ideales.

Fraternidad: todos los hombres somos hermanos, por eso no puede haber pobres ni ricos.
El barrio, el baile en la calle, la caricia del arte contra la explotación del hombre por el hombre.

Tangos anarquistas, la voz del pueblo.
Los mártires de la lucha cantada por las obreristas
La protesta en las calles, el dolor de la derrota, pero los ideales.

Poner el pecho por los demás,
Por un pan digno para todos y flores para el futuro.

02 Patagonia rebelde

En 1920, los peones rurales de Santa Cruz declararon la huelga de brazos caídos debido a los despidos y empeoramiento de condiciones laborales que se venían sucediendo. Los estancieros dueños de los enormes latifundios recurrieron al presidente Yrigoyen, quien envió al 10 de Caballería a terminar con el paro. El Teniente Coronel Varela llegó y ordenó un convenio que dejó contentos a todos. Pero cuando se retiró, los estancieros no cumplieron con lo convenido y las peonadas nuevamente declararon la huelga. Yrigoyen ordenó al Ejército fusilar a los huelguistas que se negaran a trabajar. Fueron asesinados 1.500 peones. La mayor tragedia de nuestro movimiento obrero.

03 Gaucho Facón Grande

«Facón Grande» fue un gaucho entrerriano que en las huelgas patagónicas de los años 1920-22 salió en defensa de las peonadas huelguistas. Derrotó en Jaramillo a las tropas del 10 de Caballería, fue atraído por el Teniente Coronel Varela para firmar la paz, y cuando el gaucho se presentó, fue traicionado y fusilado. Pasó a ser el héroe de la gente humilde patagónica y tiene un monumento en Santa Cruz.

04 Vengador

El anarquista alemán Kurt Gustav Wilckens fue el vengador de los peones rurales fusilados por el Teniente Coronel Varela y su regimiento 10 de Caballería en la Patagonia. Wilckens sostuvo que cuando no hay justicia, el pueblo puede hacerse justicia por su propia mano. Y así lo esperará en Palermo, el 27 de enero de 1923, a la salida de la casa del militar y primero le arrojará una bomba y luego le descargará su arma de fuego, de manera que el militar murió en el acto. Luego, Wilckens será asesinado en la cárcel. Y los anarquistas siempre lo titularon «Héroe del pueblo».

05 Las putas de San Julián

Cuando terminaron los fusilamientos de los peones rurales patagónicos, en 1922, el Teniente Coronel Varela les dio permiso a sus soldados para concurrir a los prostíbulos. Pero el 17 de febrero de ese año ocurrió un hecho sorprendente: los únicos seres que reaccionaron contra los fusilamientos de las peonadas fueron las cinco prostitutas del prostíbulo «La Catalana», que se negaron a atender a los soldados, al grito de «asesinos, basuras, con asesinos no nos acostamos!». Los soldados quisieron entrar a la fuerza con las bayonetas, pero las prostitutas se defendieron con palos y escobas. Los soldados fueron vencidos y se retiraron. Las mujeres fueron llevadas presas y expulsadas de San Julián.

06 Las putas de San Julián (coda)

07 A Osvaldo Bayer

Osvaldo Bayer es conocido sobre todo por su libro «Los vengadores de la Patagonia trágica», obra en la que se basó la película histórica «La Patagonia Rebelde», dirigida por Héctor Olivera en la que participó también como coautor. Fue un luchador incansable contra las dictaduras y las opresiones contra los pueblos originarios argentinos, lo que le supuso la persecución de las dictaduras argentinas y el exilio. Fue un historiador, escritor y periodista anarquista argentino (Santa Fe, 18 de febrero de 1927-Buenos Aires, 24 de diciembre de 2018).

08 Severino

Severino Di Giovanni creía que a la violencia del poder político, militar y policial había que combatirla con la violencia desde abajo. Asaltos, atentados, bombas, esas fueron sus armas. Se le conoció también por su campaña en apoyo de Sacco y Vanzetti. Fue fusilado por la dictadura militar de Uriburu. Al morir gritó con todas sus fuerzas: «¡Viva la anarquía!»

09 Cara mia

América Scarfó fue la joven amante de Severino Di Giovanni, quien lo acompañó a lo largo de toda su vida. Al día siguiente que fusilaron a Severino, también fue ejecutado por los militares su querido hermano, Paulino Scarfó. América no abandonó nunca sus ideales libertarios: fue editora de libros anarquistas y puso una librería céntrica en Buenos Aires que le dio fama de luchadora por la Igualdad y la Libertad.

10 Severino (versión instrumental)

11 Cháu Falcón, gracias Simón

El 1 de mayo de 1909 se realizaba una de las manifestaciones más grandes de la historia argentina: setenta mil obreros marcharon hacia el Congreso para recordar a los mártires de Chicago. El coronel Falcón, jefe de policía, ordenó reprimirlos cuando llegaron a la Plaza Lorea, a balazo limpio y la caballería a sablazos, aun no se sabe el número exacto de muertos. Meses después, el joven anarquista Simón Radowitzky asesina a Falcón con una bomba. Simón pasó veinte años en el penal de Ushuaia. Lo liberaron los obreros con la amenaza de una huelga total, Yrigoyen le dio la libertad y lo expulsó al Uruguay.

12 Mano abierta

«Mano Abierta» se denominaban los anarquistas expropiadores, es decir, anarquistas que asaltaban y robaban a bancos, empresas y familias ricas para repartir ese dinero entre los pobres, o para editar libros o revistas con esa ideología. Actuaron en la década del veinte del siglo pasado. Algunos de ellos fueron muertos por la policía y otros pasaron largos años presos en la cárcel de Ushuaia. Los más notables fueron Miguel Arcángel Roscigna y Severino Di Giovanni.

CRÉDITOS

Sintonía: Birds of Fire – Mahavishnu Orchestra

Incluimos un pequeño fragmento de la entrevista a Pablo Bernaba emitida el jueves 16 de abril de 2015 en el programa Fractura Expuesta de Radio Tango

FUENTES

https://www.quintetonegrolaboca.com.ar/
https://xn--lasealmedios-dhb.com.ar/2016/01/21/quinteto-negro-la-boca-tangos-libertarios/
https://www.ivoox.com/quinteto-negro-la-boca-presento-tangos-libertarios-en-audios-mp3_rf_4365870_1.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Osvaldo_Bayer

Película La Patagonia Rebelde (1974)
https://youtu.be/i56UdTCk8bg
Los vengadores de la Patagonia trágica I – Osvaldo Bayer
https://kcl.edicionesanarquistas.net/lpdf/l252.pdf

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

El Lebrijano, cantaor del mestizaje y por la libertad del pueblo gitano

En este programa número 84 de La Alegre Corchea Libertaria, de nuestra radio libre online Alegría Libertaria, vamos a hablar de Juan Peña «El Lebrijano», cantaor flamenco de Lebrija (Sevilla), que nació el 8 de agosto de 1941, y escuchar su música tras la presentación.

Estos días conmemoramos uno de los acontecimientos históricos más duros y terriblemente olvidado, que es la gran redada de 1749 o el proyecto de exterminio del pueblo gitanos, también conocida como Prisión general de gitanos. Constó de dos operaciones de aprisionamiento: una entre la noche del 30 de julio de 1749 y la madrugada del día siguiente y otra a partir de la tercera semana de agosto (Cataluña y algunas localidades a donde no llegó la orden inicial de prisión, especialmente Málaga, Cádiz y Almería). Fue una disposición autorizada por el rey Fernando VI y organizada en secreto por el marqués de la Ensenada. Zenón de Somodevilla y Bengoechea, I marqués de la Ensenada, fue un “estadista y político ilustrado español” según la Wikipedia.

Cadena de presos gitanos, siglo XVIII. Fuente: ABC Sevilla

Como recuerdo de estos hechos y otros contra el pueblo gitano, vamos a traer precisamente a un cantaor que ha expresado con su música la persecución de los gitanos.

Juan Peña Fernández, conocido como El Lebrijano (Lebrija, Provincia de Sevilla, 8 de agosto de 1941-Sevilla, 13 de julio de 2016), fue un músico y cantautor, miembro de la familia gitana Perrate de Lebrija, a la que pertenecía su madre María Fernández Granados

Sobrino de El Perrate, hijo de María la Perrata, Juan le confesó en público a su hermana, la comunicadora Tere Peña, que su madre «siempre decía que yo había llorado en su vientre y que los niños que lloraban traían un don».

Juan el Lebrijano comenzó muy joven compaginando el cante con el toque de la guitarra. Siendo guitarrista de Paquera de Jerez debutó en 1950 pero a raíz de su triunfo en el concurso de Mairena del Alcor (1964), como cantautor, decidió dedicarse en exclusividad al cante. Uno de los primeros trabajos importantes fue con Antonio Gades, en cuya compañía estuvo varios años cantando como acompañante al baile.

Comienza a despuntar por su afán innovador, como en La palabra de Dios a un gitano, donde llevó por vez primera el mundo sinfónico al flamenco. Destaca de esas primeras grabaciones el disco Persecución, una obra rompedora con letras del poeta Félix Grande, que narra la historia de los gitanos en España.

A lo largo de su carrera ha sido acompañado, entre otros, por Niño Ricardo, Manolo Sanlúcar, Juan Habichuela, etc. o Pedro María Peña y David Peña «Dorantes», de su propia familia.

Profundo conocedor del cante ortodoxo (en sus primeros tiempos estuvo muy influenciado por el magisterio de Antonio Mairena), su inquietud artística le llevó a buscar la introducción de alguna innovaciones, en un arte habitualmente encorsetado por la tradición inamovible que defienden los puristas. Así, en el disco Encuentros se unió con la Orquesta Andalusí de Tánger, redescubriendo las raíces árabes del flamenco, y ahondando en esta vía posteriormente con discos como Casablanca o Puertas abiertas en donde colabora con el violinista marroquí Faiçal.

Fuente: ABC Sevilla

Gabriel García Marquez dijo de él, cuando se conocieron en 1984: «Cuando Lebrijano canta, se moja el agua». En 2008 le contesta con un disco, con esa frase como título, en el que participa su sobrino Dorantes, e interpreta letras de Casto Márquez Ronchel basadas en obras de Gabriel García Márquez. En una entrevista en El País le preguntan “¿Esto es flamenco?”. “Sí, no, llámalo como quieras, me da igual lo que digan los puristas. Ellos todavía no me han perdonado el disco que grabé con la orquesta andalusí de Tánger [Encuentros]. Lo que tienen que hacer es callarse y tomar esto como lo que es: una obra concebida a partir de libros reducidos de un gran artista”.

Cuenta Juan José Tellez en Público que solía enorgullecerse de que era uno de los pocos artistas de su época que no habían recalado en el Palacio de El Pardo, cuando Francisco Franco los congregaba. Cada vez que era invitado, solía justificar su ausencia con un certificado médico que anunciaba gripes y otras indisposiciones de diverso rango: “Qué mala salud tiene este muchacho”, llegaba a ironizar el dictador, como el propio Lebrijano se encargaba de difundir.

El Lebrijano con La Perrata, su madre. Foto de Guilles Larrain

La música que vamos a escuchar tras la presentación es una selección de La alegre corchea libertaria que nos parece representativa de su vida musical:


01.- Mi condena (galeras). Guitarras: Enrique Marchena / Pedro Peña. Narrador: Félix Grande (1989)
02.- Dame la libertad, con la Orquesta Andalusí de Tánger. Guitarra: Paco Cepero (1985)
03.- Veinticinco Faroles (tangos) Guitarra: Fernando Moreno (2001)
04.- Yo me llamo Juan. Guitarra: Paco Jarana (2003)
05.- Yo Soy de To los Caminos (tango de los arrieros). Guitarras: Enrique de Melchor/Jose Heredia (1981)
06.- Madrina (bulerías) (1972)
07.- De Sevilla a Cádiz (tientos). Guitarras: Niño Ricardo y Paco de Lucía (1969)
08.- A mi caballo lozano (fandango). Guitarra: Paco de Lucía (1988)
09.- Soy un hombre de la tierra (colombianas festeras). Guitarras: Enrique de Melchor/Jose Heredia (1981)
10.- Libres como el aire (caravana) Guitarras: Enrique de Melchor y Pedro Peña Recita: Felix Grande (1976)
11.- Coge la onda, con la Orquesta Arabigo Andaluza (1998)
12.- Espantos de Agosto (galeras) interpretación del cuento de Gabriel García Márquez. Guitarra: Pedro María Peña (2008)

CRÉDITOS

Sintonía: Birds of Fire – Mahavishnu Orchestra

FUENTES

https://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Pe%C3%B1a_%22El_Lebrijano%22
https://www.publico.es/opinion/juan-pena-lebrijano-cantaor-pardo.html
https://elpais.com/diario/2008/04/13/eps/1208068011_850215.html
https://www.deflamenco.com/revista/cante/el-lebrijano-3.html
https://arainfo.org/prision-general-gitanas-la-gran-redada-1749/

FOTOGRAFÍAS

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

Víctor y Diego, vida de barrio y convivencialidad

En este programa número 83 de La Alegre Corchea Libertaria, de nuestra radio libre online Alegría Libertaria, vamos a escuchar la música de Víctor y Diego, cantautores madrileños que nos traen olor a barrio y a revolución.

Estos son algunos fragmentos extraídos de su web http://www.victorydiego.com/:

Víctor Manuel Martín Rubio y Jesús de Diego Nieto, VICTOR Y DIEGO, nacen en pleno corazón de Madrid, en los alrededores del Rastro. Víctor, en la calle de Toledo, en la casa que se edificó en el solar del que fuera Teatro de Novedades, frente al Mercado de la Cebada. Diego, en la calle de Rodas, perpendicular a la de Embajadores, donde vivió hasta que su familia se trasladó a la calle de San Cayetano, muy cercana a la anterior. Entablan amistad durante el Bachillerato en el Instituto de San Isidro pegado a la que entonces era la Catedral de Madrid. Un ambiente castizo, el de sus primeros años, que marcaría gran parte de las historias costumbristas que más tarde se verían reflejadas en su trabajo.

Además de estudios y barrio, compartían otra cosa; ambos querían tener un grupo. Estamos en 1968 y en realidad, ése era el sueño de cualquier adolescente de la época. Víctor aprendía a tocar la guitarra robándole horas a los estudios y cantaba en el coro del Instituto. Diego dedicaba el tiempo a leer y a escribir sus primeros poemas. A la salida de clase, intercambiaban discos de los Beatles, los Stones, los Kinks, y pegaban la oreja al transistor para escuchar a Angel Alvarez, El Gran Musical…

Cuando terminan el Bachillerato se produce uno de esos lapsus que aparecerán durante toda su trayectoria. Diego comienza a trabajar como Técnico de iluminación en la compañía de Antonio Gades, de la que acabaría siendo durante un tiempo Director de Escena. Víctor por su parte, decide invertir las 300 pesetas que había conseguido juntar en matricularse en el Conservatorio de Música de Madrid.

Tras el paréntesis de la «mili», se encuentran en la plaza de Cascorro de Madrid. Alrededor de unas cañas, toman por fin la decisión de fusionar la capacidad de Víctor como compositor y el chorro creativo de Diego como contador de historias. Había nacido el dúo VICTOR Y DIEGO, y la fórmula que utilizarían a lo largo de toda su carrera: Víctor se ocuparía de las músicas y Diego lo haría de las letras.

VÍCTOR Y DIEGO comienzan a afianzar su excelente fama como brillantes compositores, hábiles fabricantes de armonías vocales y convincentes trovadores urbanos… Para algunos era la versión castiza de Simon & Garfunkel.

A pesar de que VÍCTOR Y DIEGO no eran unos cantautores políticos en el sentido estricto (sus letras dejaban caer mensajes con delicadeza, aunque en alguna ocasión tuvieran que vérselas con la censura), ambos decidieron zambullirse de lleno en todo lo que estaba pasando en nuestro país, en plena transición a la Democracia. Eso conllevaba apartarse de la actualidad musical, dejar de salir en televisión y dejar de sonar en la radio. Lo cual, unido al final de su contrato discográfico, creó la sensación de que VÍCTOR Y DIEGO habían desaparecido del mapa.

En realidad estaban sumidos en uno de sus lapsus discográficos. No volvieron a grabar hasta 1979, con el álbum «A volar», un disco excelente que sin embargo, veía la luz cuando los medios de comunicación se reservaban para propuestas como las de las bandas de Rock urbano, la movida madrileña… era un difícil momento para los cantautores. Pese a todo VÍCTOR Y DIEGO continúan en la carretera, y en 1980 acompañan a su amiga Pepa Flores, en una gira por diversas ciudades españolas. En 1983 viajan al Festival Internacional de Varadero (Cuba), compartiendo escenario con músicos tan admirados por ellos como Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Milton Nascimento, Chico Buarque…

Pasan los años y VÍCTOR Y DIEGO solo se encuentran de forma esporádica. Hasta que finalmente la Historia se repite, y en uno de éstos encuentros, de manera tan natural como pasara en aquella otra reunión en un bar de la Cabecera del Rastro años atrás, deciden con la misma ilusión de aquellos días sumergirse de nuevo en la aventura que nunca ha dejado de apasionarles, y que no es otra que la de hacer canciones en las que cuenten y canten a todo aquello que es capaz de dejar un poso de emoción en sus vidas. Así es como se imbuyeron en la grabación de «Claroscuro», publicado en 2003, el último que han grabado hasta el momento.

La música que vamos a escuchar tras la presentación es una selección de La alegre corchea libertaria de sus tres primeros discos:

  1. El parque (Semblanzas, 1974)
  2. Sus labores (Víctor y Diego, 1979)
  3. Tres palomas (Víctor y Diego, 1979)
  4. El afilador (Semblanzas, 1974)
  5. El frutero (A vosotros, 1975)
  6. Mi escuela (Semblanzas, 1974)
  7. Solterías (Semblanzas, 1974)
  8. Ya no es el que era ayer (A vosotros, 1975)
  9. A la altura del viento (A vosotros, 1975)
  10. Tiempo de amor (Semblanzas, 1974)
  11. A vosotros (A vosotros, 1975)
  12. Oda a la integridad (A vosotros, 1975)
  13. Canción última (A vosotros, 1975)

CRÉDITOS

http://www.victorydiego.com/

Sintonía: Birds of Fire – Mahavishnu Orchestra

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

SUNFAIA, la ecléctica mezcla sin complejos. Entrevista y canciones

Con un particular y reconocible sonido, Sunfaia es una banda madrileña que inició sus andanzas musicales en el año 2010. Integrada por Aitor Gascón (voz y guitarra), Karra Gahete (guitarra), Jorge Falcones (bajo) y Dani Enríquez (batería y percusión), Sunfaia se caracteriza por una filosofía abierta y sin complejos, propia de la vena creativa que comparten todos sus integrantes: “Todo lo que entra por nuestros oídos se mezcla en nuestro cerebro y nunca lo limpiamos.”

La mezcla de rock con trazas de grunge, stoner, reggae, funk o soul es la experimental nota de este grupo que gusta de la fluidez y la soltura a la hora de crear. “Cada tanto le pegamos patadas al manual”, dice Sunfaia, y sin dudas, se orientan en esa dirección porque entienden que “no hay evolución siguiendo la norma.”

Referencias y cruzamientos de influencias musicales personales, curiosidades y lecturas detonan los impulsos de experimentación de este grupo inclasificable. Mestizaje musical, desobediencia y libertad creativa se unen en la construcción colectiva de las canciones maduras y sólidas que se enorgullecen de tocar y compartir. “Disfrutamos cada fase del proceso”, cuentan, manteniendo la alegría y la pasión intactas que les hizo compartir la experiencia de autoproducir sus propios discos como La Resistance (2015) con el apoyo de amistades y varias personas en el financiamiento colectivo.

Luego de cuatro años, aparece su último disco Horizontes de sucesos (2019), un “proceso redentor” para sus integrantes en muchos sentidos. Conservando algunos matices de La Resistance, este disco juega con la velocidad, la intensidad y las sonoridades mezcladas de estilos de rock.

Entre la fluidez del caos creativo y la constancia del trabajo – algo que han demostrado en discos anteriores como The Secret Combustion (2012), el EP acústico Espontánea (2013) o el single Sunny nights (2014)-, Sunfaia es la ecléctica mezcla sin complejos.

Tras la presentación, acompañada de la canción “Los Dueños del Tiempo”, del disco Horizontes de sucesos, comienza la entrevista a Sunfaia. Luego, escucharemos las canciones elegidas por sus propios integrantes y una canción por parte de la anfitriona del programa.

  1. Noche de Luces – Horizontes de sucesos
  2. Wounded Knee – Horizontes de sucesos
  3. Marea Negra – Horizontes de sucesos
  4. Breve Historia del Mundo –La Resistance
  5. Wetiko- Horizontes de sucesos

Podés escuchar más de su música y ver sus videos en los siguientes enlaces:

https://sunfaia.bandcamp.com/ https://open.spotify.com/album/1vqN2hykhI6x3ObOriRURK?nd=1sHidh https://www.youtube.com/channel/UCD9Zqbu2vYTMzffpWgDbXQQ

O seguirles en sus redes sociales:

Twitter: https://twitter.com/sunfaia

Instagram: https://www.instagram.com/sunfaia/

Facebook: https://es-la.facebook.com/OficialSunfaia

CRÉDITOS:

Fotografía: PH Blanquinni /Gentileza Sunfaia
Sintonía: Birds of Fire – Mahavishnu Orchestra

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

Sara González, su voz se llama protesta y popular

En este programa número 81 de La Alegre Corchea Libertaria, de nuestra radio libre online Alegría Libertaria, os traemos la música de Sara González, cantautora y música de la nueva trova cubana.

Nace en Marianao, La Habana el 13 de julio de 1951. Su padre fue tabaquero y su madre costurera; ambos poseían un alto sentido de la cubanía y de la justicia, así como un enorme gusto por la música y el baile, todas esas cosas le fueron transmitidas a la pequeña Sara.

Imagen de La Jiribilla

Inició sus estudios de guitarra con Rafael Enrizo (Nené); posteriormente ingresó en 1966 en el Conservatorio Amadeo Roldán, donde estudió, hasta 1970, viola. Al inicio de los 70 realizó incursiones en el canto.

Durante su época de estudiante conoció a los jóvenes trovadores Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, quienes junto con Noel Nicola fundaron el Movimiento de la Nueva Trova, siendo uno de sus principales exponentes. Ellos la estimularon para que musicalizara los Versos Sencillos de José Martí -su primer disco LP- y de ahí nació su vinculación con ese movimiento musical, dentro del cual se ha caracterizado por ser la voz femenina más representativa.

Estudió en la Escuela Nacional de Instructores de Arte fue alumna de Leopoldina Núñez y Vicente González-Rubiera (Guyún); al terminar sus estudios se integró al cuerpo de profesores de esta institución. Recibió clases de composición, armonía y orquestación del maestro Leo Brouwer durante su estancia en el Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC (GES), en el cual ingresó en 1972, de esta etapa de su vida expresó:

La estancia en el Grupo me enseñó a trabajar en colectivo. Además, Leo nos enseñó, dilucidando problemas conceptuales y llevándonos a enfrentar la creación a partir de un criterio definido. En las clases analizábamos desde lo más popular hasta lo más complicado. Y no había convencionalismos. Leo llegaba y nos resumía los aspectos básicos de la armonía en diez minutos. En verdad, esa etapa de aprendizaje constituyó casi un privilegio como artista, porque no coinciden siempre el apoyo de una institución, un maestro semejante y compañeros como aquellos (…).

Integró un dúo ocasional con Pedro Luis Ferrer y luego formó parte de Los Dimos, con Georgia Guerra y Jesús del Valle (Tatica), con los que cantó obras de Silvio Rodríguez y Pablo Milanés. Sara también produjo música para cine, televisión y radio además de participar en varios discos colectivos junto a otras figuras del Movimiento de la Nueva Trova y en el GES.

«Su voz es potente, de buen timbre y amplia coloratura». Como creadora, según Víctor Casaus, sus canciones asumieron, «desde la autenticidad y el talento, el reto de la comunicación inmediata y del ejercicio de la épica en los grandes hechos históricos y en la acción cotidiana. La poesía y la música, puestos al servicio de un medio —el cine—que les determinaba los temas, salieron airosos, a punta de talento y autenticidad, dejándonos para la memoria de la cultura, por ejemplo, aquella reconstrucción del Programa del Moncada (“Su voz llena el salón/ solo quien fue tan herido/ la patria humillada ha visto…”), en que se desgranaban los temas sociales, considerados tantas veces como áridos y difíciles de traducir a los lenguajes del arte.

Ahí reside posiblemente la explicación para la maravilla de este misterio: aquellas canciones no pretendían traducir la historia a otro lenguaje, el del arte, sino que fundían en sus palabras —con “sangre del corazón y de la verdad que entraña”, como diría la propia Sara— las esencias de ambas expresiones de la creación humana, haciéndolas una sola, compleja e intensa, llena de retos, riesgos y búsquedas […]». Pero ella tiene una peculiar manera de expresar su manera de hacer y de donde viene: «Yo digo que el son es mi raíz, y al que pretenda devaluarme le propongo que traiga a Bach… a ver si puede repartir güiro, tumbadoras, claves, bongó e inspiración en cuatro voces.» En el Cubadisco 2002, obtuvo una nominación por su disco Sin ir más lejos.

Músicos acompañantes:
Sara González compartió el escenario con Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Augusto Blanca, Joan Manuel Serrat, Chico Buarque, Mercedes Sosa, Soledad Bravo, Daniel Viglietti, Pete Seeger, Roy Brown, Pedro Guerra, Beth Carvalho, Liuba María Hevia, Anabell López, Marta Campos y Heidi Igualada entre otros artistas.

La música que vamos a escuchar tras la presentación es el disco Mírame (1988) y, a partir de la canción 13, una selección de La alegre corchea libertaria:
01. Mírame (Pepe Ordás) *con Pepe Ordás
02. Querer tener riendas (Silvio Rodríguez) *con Silvio Rodríguez
03. Amor de millones (Sara González) *con Pepe Ordás
04. De donde viene el amor (Pepe Ordás)
05. Quiero hablar contigo (Carlos Puebla)
06. Dime dónde cantar (Sara González)
07. Al Caribe mi cantar (Sara González)
08. La guitarra (Otto Fernández, Amaury Pérez) *con Amaury Pérez
09. Nadie sabe de mi corazón (Ireno García)
10. Como una sola voz (Pepe Ordás)
11. Canción (Nicolás Guillén – Pablo Milanés) *con Pablo Milanés
12. Hay todavía una canción (Marta Valdés)
13. Yo soy el Punto cubano (Celina González/Reutilio Domínguez)
14. No lo van impedir (Amaury Pérez)
15. Son oscuro (Noel Nicola)
16. ¿Qué dice usted?
17. Yo sacaré lo que en el pecho tengo (José Martí)
18. Su nombre es pueblo (Eduardo Ramos)

CRÉDITOS

https://www.ecured.cu/Sara_Gonz%C3%A1lez

http://www.lajiribilla.co.cu/2012/n561_02/561_27.html

Sintonía: Birds of Fire – Mahavishnu Orchestra

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.