Manuela, la novela de Manuel Halcón

En este programa número 24 de Alegría Literaria os traemos la novela «Manuela», de Manuel Halcón, publicada en 1970, que comienza con una denuncia de la impunidad de quien ostenta el Poder, no apelando a la Justicia (que bien sabemos que está siempre a favor de quien manda) sino a la dignidad humana. Que a su padre lo dispararon a matar, que no fue un forcejeo, que le dispararon de lejos directo a la cabeza, y que quien mandó matar a su padre no merecía descanso, ni en vida ni en su muerte.

Leyendo la novela en El Pedroso (Sevilla)

Así, el asesino murió por una enfermedad no reconocible, y en su entierro, Manuela, que entonces tenía 14 años, zapateó sobre su tumba. En la película de la novela, lo hace delante del féretro (con música de Triana), aunque en la novela baila ya sobre su lápida, ya enterrado.

A partir de ahí, va contando la vida de Manuela, una mujer bella, que vende melones en la carretera y que muchos hombres desean, y aunque algunos ricos pretenden comprarla, ella prefiere vivir en la pobreza sin deber nada a nadie.

Programa de La Alegre Corchea Libertaria de la música de la BSO de la película «Manuela» basada en esta novela y dirigida por Gonzalo García Pelayo:
https://alegrialibertaria.org/wp/manuela,-banda-sonora:-la-revolucion-de-la-diversidad

Nos han pasado este enlace para descargar la película basada en la novela: https://drive.google.com/file/d/1O31ap0fjGLY1JDbI4s6Xby5-lMLCDpew/view

FUENTES

https://laliteraturaesuntesoro.blogspot.com/2017/12/manuela-de-manuel-halcon.html
https://laliteraturaesuntesoro.blogspot.com/2017/12/algunos-apuntes-sobre-manuel-halcon.html

CRÉDITOS

Sintonía: Literatura de cordel – Francisco Diniz

Abre la puerta niña – Triana
Ya es hora de caminar (Granaina) – Manuel de Paula
Nuevo día (bulerías) – Lole y Manuel

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

De cantón en cantón. Las revoluciones cantonales contadas por dos libros en clave literaria (Ramón J. Sender y Rafael Pérez del Álamo)



En este programa número 23 de Alegría Literaria, contamos las revoluciones cantonales de 1873 a través de dos libros: la novela histórica «Míster Witt en el Cantón», de Ramón J. Sender (1936) y el ensayo autobiográfico «Dos revoluciones andaluzas», de Rafael Pérez del Álamo (edición de 1986).

Ejemplar de 1936 de la biblioteca de la UPV/EHU
Podemos hablar de este tipo de revueltas, asonadas, revoluciones que se basan en la autonomía y la interdependencia como de una espiral que comienza en 1766 con el Motín contra Esquilache que se extendió por multitud de poblaciones del Estado español y que en Andalucía tuvo continuidad con la ocupación de tierras, el ansiado Reparto, podemos continuar esta espiral con la resistencia popular de finales del siglo XVIII y principios del XIX que se concreta en el bandolerismo social y la resistencia popular a la ocupación francesa, para continuar con la revuelta de 1848 contra Narvaez, la revolución cantonal 1873-1874, el trienio bolchevique en Andalucía 1918-1920, Sevilla la Roja de finales de la década de los 20 a 1936, el manifiesto de Jerez, Casas Viejas, la revolución de Asturias en los años 30 y la revolución social de 1936-1939.

Leyendo sobre las revoluciones cantonales
La música que escucharemos entre las diferentes partes del programa es:
  1. Cartagenera – José Menese y Enrique de Melchor
  2. Somos la revolución – Ska-P
  3. Sinfonía nº 12 en d menor, opus 112 III, Aurora – Dmitri Shostakovich

CRÉDITOS

Sintonía: Literatura de cordel – Francisco Diniz

OTRAS FUENTES

http://erudicion.blogspot.com/2009/09/una-lectura-de-mister-witt-en-el-canton.html
https://ilusionismosocial.org/mod/resource/view.php?id=630
https://books.google.es/books?id=CDrOFoJL1goC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false
https://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Puig_Campillo
http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/la-primera-republica–0/html/ff411a3a-82b1-11df-acc7-002185ce6064_2.html
https://es.wikisource.org/wiki/De_Cartago_a_Sagunto_:_1

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

Gustavo Adolfo Bécquer, una revolución de la sensibilidad y del corazón



En este programa número 22 de Alegría Literaria, os traemos unas rimas y leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer, junto con unos comentarios de los aspectos de su vida y su obra menos conocidos, sazonados con un poco de música con letras de algunas de sus rimas.
Las locuciones y poemas recitados que se pueden escuchar tras la presentación son los siguientes, en orden de aparición:
  • “La venta de los gatos” (locutado por Nahia Delgado de Frutos)
  • “El beso” (locutado por Adrian García Zubiri)
Rimas recitadas por Nahia Delgado de Frutos:
  • “Cuando me lo contaron”
  • “Saeta que voladora”
  • “Volverán las oscuras golondrinas”

La música que escucharemos entre los poemas y leyendas son una selección de músicos que cantan a Becquer:
  • Del Salón En El Angulo Oscuro (VII) (música de Albéniz) – Evoéh
  • Porque Son, Niña, Tus Ojos (XII) – Benito Moreno
  • Volveran Las Oscuras Golondrinas (LIII) – Paco Ibañez
  • Yo sé cuál el objeto (LIX) – Enrique Morente
  • Espíritu Sin Nombre (V) – Imanol

Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida (Sevilla, 17 de febrero de 1836-Madrid, 22 de diciembre de 1870),​ más conocido como Gustavo Adolfo Bécquer, fue un poeta y narrador español, perteneciente al movimiento del Romanticismo.

Extraído de la Biblioteca Virtual Cervantes:
«Adentrarse en la vida y obra de Gustavo Adolfo Bécquer supone iniciar un viaje por un mundo de luces y sombras, donde al final lo que queda es la sensación de haber presenciado la historia de un hombre, que como tal, está sujeto a múltiples contradicciones. De hecho, es precisamente esta característica la que nos permite leer sus poemas y hacerlos nuestros, o conocer los detalles de su azarosa vida, y experimentar los mismos miedos y alegrías que asaltaron al poeta.


Todo su mundo estará regido por un sinfín de oposiciones. Desde su postura política conservadora salpicada de ideas progresistas y filantrópicas, hasta la alternancia de períodos de máxima actividad y sabia pereza, pasando por un gusto musical que fluctúa entre la ópera y las seguidillas flamencas. De todo esto serán fieles testigos no sólo sus rimas y leyendas, sino también sus creaciones periodísticas o proyectos como la Historia de los templos de España. Todos sus escritos dan muestra de un universo personal dividido entre el sueño y la razón, la mujer ideal y la mujer carnal, la idea y la palabra, la aristocracia y el pueblo, el sentimiento y la inteligencia…

    «Hay una poesía magnífica y sonora; una poesía hija de la meditación y el arte, que se engalana con todas las pompas de la lengua, que se mueve con una cadenciosa majestad, habla a la imaginación, completa sus cuadros y la conduce a su antojo por un sendero desconocido, seduciéndola con su armonía y su hermosura. Hay otra natural, breve, seca, que brota del alma como una chispa eléctrica, que hiere el sentimiento con una palabra y huye, y desnuda de artificio, desembarazada dentro de una forma libre, despierta, con una que las toca, las mil ideas que duermen en el océano sin fondo de la fantasía.

    La primera tiene un valor dado: es la poesía de todo el mundo.
    La segunda carece de medida absoluta, adquiere las proporciones de la imaginación que impresiona: puede llamare la poesía de los poetas.»

    («Introducción sinfónica», Manuscrito del Libro de los gorriones)».


Explica Ana Bundgård (2005) que Bécquer, por ser un poeta tardorromántico, había anticipado también en sus obras en prosa y verso. En la lírica intimista de Bécquer encontraron los poetas del 27, y María Zambrano con ellos, una orientación, el aviso de que el camino hacia la armonía entre razón y sentimiento, entre vida y pensamiento, entre idea y forma, entre expresión e inefabilidad, se encontraba en el interior del alma y se expresaba en el lenguaje poético musical que Bécquer y sus predecesores proponían, entreverando los ”sentires” y suspiros de las canciones andaluzas con el lirismo popular de las canciones de Heine.

Concluye Zambrano : ”se trata pues de una actitud, de un movimiento revolucionario sin violencia, de una revolución de la sensibilidad y del corazón una revolución de la sensibilidad y del corazón”.

Será a partir de 1931 cuando se empiece a releer y analizar con interés la obra de Bécquer y cuando poetas y críticos descubran en su lírica la expresión de una sensibilidad moderna. Rafael Alberti, Felipe Vivanco, Dámaso Alonso y Antonio Machado son los primeros en reconocer como valor de las Rimas su brevedad, desnudez, lirismo y forma libre. Era poesía que ”con sólo un roce”, como en 1935 había dicho Dámaso Alonso, uno de los más significativos miembros del grupo del 27 (1935: 59-104), dejaba resonancias en ”lo más entrañado del corazón”.

Luis Cernuda subraya allí la relación entre tradición e innovación en los poemas becquerianos, estableciendo semejanzas en cuanto a ritmo y acento entre Bécquer y Rosalía de Castro y entre ambos, San Juan de la Cruz y Machado.

En Bécquer lo musical responde a un intento de renovación del lenguaje poético. El nuevo modo de poetizar, ya lo hemos visto, tenía su origen en la ”canción popular”, donde se daba la identidad más lograda entre sentir y decir.

CRÉDITOS

Sintonía: Literatura de cordel – Francisco Diniz

http://www.cervantesvirtual.com/portales/gustavo_adolfo_becquer/autor_biografia/
http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/obras-de-gustavo-a-becquer–0/html/

Libro «Los Borbones en pelota»
https://ifc.dpz.es/recursos/publicaciones/32/48/_ebook.pdf

Ana Bundgård (2005). Raíces becquerianas de la razón poética. Aurora: papeles del Seminario María Zambrano, (7), 7-15.
https://www.raco.cat/index.php/Aurora/article/viewFile/142838/194407

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

Caterina Gogu, la poeta anarquista de las calles y las azoteas griegas



En este programa número 21 de Alegría Literaria, os traemos poemas de Caterina Gogu, poeta anarquista griega que lucha y crea siempre con l@s de abajo.

Caterina Gogu (1940-1993) fue una actriz y poetisa ateniense cuyas composiciones se desarrollan en el contexto político de la Grecia finisecular (1970-1990), desde la dictadura de la Junta de Coroneles a la democracia burguesa, pasando por la integración del país en la Comunidad Económica Europea.

El telón de fondo de su obra son las luchas de los grupos anarquistas de la época, la ocupación de fábricas y universidades, la lucha contra los agentes de la Junta y la extrema derecha. Los jóvenes radicales de Atenas, decepcionados por la izquierda clásica, dan los primeros pasos hacia el anarquismo. Gogu escribe desde la perspectiva de una anarquista que se opone a la política opresora dominante.
Aunque su posicionamiento político parece proporcionarle, en una primera lectura, temas basados en su experiencia vital, su visión transgresora amplía las posibilidades interpretativas de sus versos. Sus protagonistas son los excluidos, los que no existen: prostitutas, drogadictos, presos, enfermos mentales.

En Grecia, a Gogu se la considera la poetisa anarquista por excelencia. Ella misma lo proclama en sus versos.

Extraído del blog Libros Rodantes, donde denominan a Caterina Gogu como La Bestia Negra de la poesía neo-helénica: «El lenguaje poético de Caterina, no es un lenguaje muy sofisticado o refinado. No trata de atraer la atención del lector utilizando hermosas metáforas o imágenes sugerentes de acuerdo con la norma poética; por el contrario, elige el lenguaje duro y picante de la gente común, del diario, que lo usa para mostrar de manera muy directa aquellas imágenes que reflejan la crueldad y la desesperación de la realidad circundante. Además, Gogu intenta demoler todo lo que la televisión y los medios de comunicación en general están construyendo para lograr su objetivo, protegiendo a su público de sus sentimientos más humildes y vergonzosos, como el miedo, la vergüenza y su cobardía. Por esta razón, muchos acusaron a su lenguaje de vulgaridad que no respetaba el canon lingüístico de su tiempo, atribuyendo a esas acusaciones la exclusión de su figura poética de otros contemporáneos».

Los poemas que vamos a escuchar proceden de estas colecciones:

  • Tres clicks a la izquierda es su primera obra, publicada en 1978, que despertó un gran interés, sobre todo entre la gente joven.
  • Idiónimo (1980), que toma su título de una ley específica de 1929 que tipificaba el comunismo y toda idea revolucionaria como delito. Consideraba el comunismo y toda vía revolucionaria como una infracción legal, como delito.
  • El abrigo de madera (1982) con la cual exteriorizó sus miedos, sus pensamientos y sentimientos más íntimos, sin descuidar sus intereses políticos y sociales.
  • Regreso (1990) es la sexta y última colección que Gogu publicó durante su vida, un trabajo muy especial porque fue escrito durante su admisión a una clínica psiquiátrica. A través de sus versos emerge un espíritu de persecución, una manía y una atmósfera metafísica.
  • El poema No me interrumpas, estoy soñando no aparece en ninguno de sus libros, o ha sido publicado aparte).
Estos poemas vamos a escucharlos en la voz de varias personas, casi todas alumnas del I.E.S. Domenico Scarlatti, de Aranjuez además de otras personas que han colaborado. Los comentarios que acompañan a cada poema son de Yanis Merinakis, quien ha realizado la traducción de los mismos y ha sido quien nos los ha hecho llegar.

Estos son los poemas, en orden de escucha:
– «Nuestra vida son puñaladas» (Tres click a la izquierda). Marilina López
– «Mis amigos son pájaros negros» (Tres click a la izquierda). Marilina López
– «No me interrumpas, estoy soñando». Nerea Olmos
– «Nebulosa» (Tres click a la izquierda). Macarena Peche
– «25 de mayo» (Tres click a la izquierda). Marina Fernández
– «Mi libertad está en la suela de mis zapatos» (Tres click a la izquierda). Natalia Moreno
– «Es peligrosa» (Idiónimo). Samantha Febles
– «Vendrá un tiempo en que las cosas cambiarán» (Idiónimo). Wiam Aoulad
– «Precocinados en el plástico de acominatu» (El abrigo de madera). Nieves Román
– «¿Pero no existe estado?» (Regreso). Daniel Perea y María Contreras

La música que escucharemos entre los poemas comentados es de Dimitris Mitropanos, un cantautor griego con el que Caterina se identificaba. Es un cantor de música popular que se reivindica como comunista.

Estas son las canciones que van acompañando los poemas:
– «Thessaloniki»
– «Panta gelastoi» («Siempre sonriendo»)
– «Ta Ladadika» («Los sitios grasientos, referido a los burdeles»)
– «Xameni politeia» («Estado perdido»)
– «Tee A thes a koutalaki» («¿Quién necesita la cuchara?»)

CRÉDITOS

Sintonía: Literatura de cordel – Francisco Diniz:

Traducción y comentarios de Yanis Merinakis.

Otras fuentes:
http://librosrodantes.blogspot.com/2019/01/la-bestia-negra-de-la-poesia-neo.html
https://www.omni-bus.com/n50/sites.google.com/sites.google.com/site/omnibusrevistainterculturaln50/antologia-poesia-griega-1940-2015/katerina-gogu.html

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

Jesús Lizano: mamifero, poeta y anarquista



En este programa nº 20 de Alegría Literaria, hablamos sobre Jesús Lizano, poeta complejo y anarquista nacido en Barcelona en 1931 y fallecido recientemente (2015).

Además de hablar un poco sobre su vida y obra poética, recitamos tres poemas suyos, además del poema musicalizado por El Tigre del Espolón, y añadimos el audio de un programa emitido en RTVE.

Sus formas poéticas son abiertamente provocativas, explorando realidades tradicionalmente consideradas «antipoéticas» y con una relación muy estrecha con las formas propias de la oralidad y de las culturas populares. Como describen en la web Poesco.es (enlace en los créditos), «poeta bondadoso y sin doblez, muy pegado estilísticamente a la oralidad (famoso por sus vigorosos y energéticos recitales) y al hueso de la vida, en lo que esta pueda tener de espontáneo, inmediato y fulminante. (…) en su obra predomina un estilo más bien agreste e improvisado ―al menos en apariencia―, enemistado con el cálculo y lo artificioso; técnicamente basado en la acumulación, la yuxtaposición y el uso de figuras retóricas de repetición, bien compensadas con ingenio: anáforas, catáforas, derivaciones, políptotos, epanadiplosis, quiasmos y retruécanos, estructuran claramente su mente poética, produciendo no solo inusitadas líneas melódicas de particular rareza, preferentemente asonantes y con tendencia al coloquialismo, sino también insospechados y paradójicos efectos de extrañamiento en las propias palabras, cuyos significados ―así insistentemente reiterados―, bien se despliegan amplificándose en diversos sentidos o, al contrario, se interrogan y cuestionan, contrayéndose hasta su mínimo. En ambos casos, siempre sobre registros, sarcásticos, irónicos o críticos, en los que se ocultan, a veces, profundidades filosóficas más recónditas».

CRÉDITOS

Sintonía: Literatura de cordel – Francisco Diniz

Poema «Mundo curvo» cantado por El Tigre del Espolón https://youtu.be/NftauSRZ5Fg
Poemas «El Capitán» y «Florecilla» recitados por Javier Encina
Poema «Lizanillo de Tormes» recitado por Ainhoa Ezeiza
Recitados por Jesús Lizano
Poemas «Poemo», «Personas curvas», «La columna poética» y «La conquista de la inocencia» recitados por Jesús Lizano
https://youtu.be/PnsZFeZS8GM

Web de Jesús Lizano – Lizania http://www.lizania.net/

Antologia descarga gratuita: https://anarkobiblioteka.files.wordpress.com/2016/08/lizania_-_jesc3bas_lizano.pdf
Fragmentos de texto extraídos de Poesco: http://www.poesco.es/fichas-biobibliograficas/item/49-jesus-lizano-1931-2015.html

Programa bajo licencia CC-by-sa-nc a excepción de la música. Uso educativo.

EL CAPITÁN

El Capitán
no es el capitán.
El capitán
es
el Mar.

FLORECILLA

El universo
es como el mar muerto:
no parece muerto.

LIZANILLO DE TORMES

Han de acabar esas pequeñas trampas:
comernos el queso,
bebernos el vino.
¡Que se vayan al infierno los amos!
¡Ni un amo ha de quedar entre nosotros!
Porque todos los amos son ciegos,
ciegos ante nuestro mundo.
Ya les va bien que existan lizanillos.
Todavía presumen de generosos,
los amos.
Ciegos, sí: son ciegos,
porque les ciega la pretensión
de que siempre habrá amos y lizanillos.
No pueden ver la alegría
de que todos fuéramos novios,
de que todos participáramos de la boda única.
Es el dominio
lo que impide la conquista de la inocencia.
No hemos de limitarnos a ser pícaros,
a los pequeños hurtos,
cuando ellos nos roben la libertad y el alma.
Vamos superando a los dioses
¿y no vamos a poder con los amos?
Mira que han ido apareciendo dioses,
unos sustituyen a otros,
pero cada vez nos causan menos respeto.
¡Nada de respetar a los amos,
los hijos del dominio!
¡Amo de quién
puede creerse alguien!
Los amos nublan el mundo,
envenenan
el poco tiempo que tenemos
para sentirnos vivos.
¡Lizanillos de todo el mundo:
unámonos para que un día
a nadie se le ocurra sentirse amo
y podamos salir unidos
todos los hombres de la tierra
con nuestro dolor y nuestro gozo
a la conquista de la inocencia.